La Copa Davis vuelve en:

Idiomas:

07 abril 2012

Nalbandian y Schwank ganan un partido épico


REPORTAJE

Por 

  • Jorge Viale

Foto: Sergio LlameraDavid Nalbandian y Eduardo Schwank (ARG)

BUENOS AIRES, ARGENTINA: La esencia de la Copa Davis se reflejó en forma acabada en las últimas fotos del partido. La tensión en las tribunas repletas por lo incierto del resultado, los errores propios de los nervios de los protagonistas en el campo, el marcador que impone presión, la responsabilidad del triunfo o la derrota en cada golpe que se ejecuta, los “uhhhhh” o “¡¡vamooosss!!” dependiendo de quién gane el punto en un partido de dobles clave, que inclina una serie y puede llegar a ser decisivo. La explosión final, casi 15.000 personas que entonan cuatro sílabas uniendo las dos últimas: “Ar-Gen-Tina”. Imposible que el público no se emocionase aunque la serie aún no esté terminada.

Como en los partidos del viernes, no se vio el mejor tenis, pero, en este momento, David Nalbandian y Eduardo Schwank no deben querer escuchar sobre perfección técnica, sino de temple para lograr los puntos decisivos, después de casi cinco horas de lucha en el polvo de ladrillo del estadio Mary Terán de Weiss, del Parque Roca. El doble argentino se impuso por 3-6, 7-6 (8-6), 6-3, 6-7 (6-8) y 8-6 en 4 horas y 59 minutos, para establecer el 2-1 local en la serie de cuartos de final de Copa Davis por BNP Paribas.

Este domingo, se espera que Juan Martín del Potro entre a la cancha para enfrentar a Cilic, quien acumula diez horas de juego en dos partidos. El quinto punto, según había anticipado el capitán Martín Jaite durante la semanas, sería el de Juan Mónaco. En este caso, ante Karlovic.


El quinto elemento

Los cuatro jugadores debieron ceder protagonismo ante un invitado que no es infrecuente en la Davis: el viento. “Molestaba hasta para tirar la pelota”, resumió Nalbandian. El viento no permitía golpes limpios, la pelota se movía todo el tiempo, al punto en que los saques con kick (efecto hacia adelante) eran más efectivos que las bombas. La pelota picaba y quién sabe dónde iba a terminar. Obviamente, Ivo Karlovic y sus 2m08 sólo pensaban en sacar desde el tercer piso.

Argentina siempre debió correr desde atrás: en los primeros cuatro sets, Nalbandian y Schwank perdieron al menos una vez su servicio y comenzaron en desventaja. En el segundo parcial, llegaron a un tie-break en el que Cilic tuvo el extraño privilegio de ser el único que no cometió doble falta: primero Nalbandian, luego Karlovic, más tarde Schwank, todos en los puntos que definían el set, fallaron dos saques seguidos y miraron hacia el cielo, quejándose de los remolinos. Finalmente, Nalbandian conectó una devolución de drive invertido que levantó al público en el Parque Roca.

Karlovic y Cilic buscaban con el servicio el revés de Schwank y variaban con respecto a Nalbandian. Los argentinos también servían al revés de Karlovic, mientras que Cilic se iba transformando, aun en la irregularidad, en el mejor de los cuatro, especialmente cuando acertaba con sus devoluciones paralelas sobre el lado de Schwank. “Claramente, fue el mejor de los cuatro, sintió mucho la pelota”, admitió este último.

Actitud en el set final

El golpe del cuarto parcial  podía ser letal para los argentinos, pero la Davis no suele permitir bajones mentales profundos, especialmente en el doble. Puede haber problemas técnicos, desconfianza en un golpe, pero si baja el ánimo, ahí está el compañero, el capitán o el público para levantar al que comienza a caer.

“Afortunadamente, con David levantamos en el quinto set como hicimos en Alemania”, confió Schwank. “Es difícil jugar un partido así: lo tenés controlado, lo perdés, se te escapa, no sabés”. Si hay un mérito que destaca el grupo argentino, es haber seguido firmes creyendo que se podía ganar. “Eso es lo que hay que rescatar, que seguimos probando, y finalmente se dio”, sumó Nalbandian, quien se mantiene invicto jugando con Schwank: triunfo en la final de 2011 en Sevilla, en la primera ronda en Alemania y ahora ante Croacia.

“Dos o tres puntos definieron la historia, no hay mucho más análisis que ése”, afirmaba un sonriente Jaite. En uno de aquellos break point para Argentina, Schwank jugó a cara o cruz, y su devolución de drive cruzado aterrizó en la paralela del doble. El roldanense festejó con la hinchada, agitó los brazos y chocó palmas con Nalbandian. El viento había calmado, el sol comenzaba a esconderse cuando, en el punto siguiente, Nalbandian bloqueó el saque de Karlovic y Cilic dejó la volea baja de revés en la red.

Al turno siguiente, no hubo problemas para mantener y desatar el festejo de la hinchada. Cilic reconoció, asombrado, que “jamás había jugado con un público así”. Además de los cantitos típicos, surgió un mimo para el capitán: “Que de la mano, de Martín Jaite, toda la vuelta vamos a dar”. Jaite agradeció el canto, pero sostuvo que los protagonistas son los jugadores y pidió mesura, ya que la serie todavía no está definida.

Del Potro a la cancha

¿Cómo fue el día de Juan Martín del Potro? Ya sin vómitos ni fiebre, vio el comienzo del doble sentado junto al equipo, con una toalla que le cubría el cuello y parte de la cabeza. Más tarde practicó, durante el desarrollo del partido y por espacio de una hora, junto a su entrenador Franco Davin. Una particularidad: la reacción alérgica que lo mostraba con un ojo hinchado, este sábado cambió al otro ojo.

Sin embargo, Martín Jaite confía en que el tandilense se presentará en el partido frente a Cilic, a disputarse desde las 10:30hs (local, 13:30 GMT). El croata afirmó que “obviamente no estoy al 100%, pero estaba planeado que iba a jugar los tres días, estoy para eso aunque me ponga triste el resultado del doble”. El equipo visitante no pudo contar con Ivan Dodig, quien según el capitán Zeljko Krajan citó “motivos personales” para no viajar a Buenos Aires, ni con Ivan Ljubicic, quien se retirará del tenis en una semana en Montecarlo.

De necesitar un quinto punto (también si hay jugar un single sin incidencia en el ganador de la serie), Jaite mantiene la idea original de poner a Juan Mónaco en lugar de Nalbandian, quien a los 30 años disputó, como Cilic, dos partidos de cinco horas en dos días.

Entrevista a Eduardo Schwank (ARG) - Sábado

Entrevista a David Nalbandian (ARG) - Sábado

Contenidos relacionados

Artículos relacionados

Series relacionadas

ARG Flag Argentina v Croatia CRO Flag 6-8 abr. 2012 Ver detalles

Equipos relacionados

  • Más fotos

    • David Nalbandian y Eduardo Schwank (ARG)David Nalbandian y Eduardo Schwank (ARG)
    • Parque Roca, Buenos AiresDavid Nalbandian y Eduardo Schwank (ARG)
    • Iva Karlovic y Marin Cilic (CRO)Iva Karlovic y Marin Cilic (CRO)
    • David Nalbandian y Eduardo Schwank (ARG)David Nalbandian y Eduardo Schwank (ARG)
     
 
 

© ITF Licensing (UK) Ltd. Todos los derechos de propiedad reservados. Ninguna parte de esta página web podrá ser duplicada, redistribuida o manipulada de ninguna forma. Cuando accede a la información de esta página web, se atiene a nuestra Póliza de Privacidad y nuestros Términos y Condiciones.

Creado por Umbraco

Diseñado por New Brand Vision