Idiomas:

www.daviscup.com

02 febrero 2014

España cotiza a la baja en Frankfurt


REPORTAJE

Por Jordi Gázquez

Foto: Paul ZimmerEquipo español en Frankfurt

FRANKFURT, ALEMANIA. El mercado bursátil tenístico ha cerrado este fin de semana en Frankfurt con números rojos para España que, por segundo año consecutivo, tendrá que jugar por la permanencia en el Grupo Mundial de Copa Davis por BNP el próximo mes de septiembre. Lejos de los laureles del triunfo de la última década, la derrota por 4-1 en Alemania pone en evidencia las carencias de un equipo obligado a reinventarse por enésima vez, con nuevo cambio en la capitanía y la ausencia de sus cuatro principales raquetas por renuncia o lesión. 

“Entiendo las razones por las que no han podido venir. Yo también he sido jugador y no les reprocho nada, porque esta generación lo ha dado todo por el equipo en los últimos años. Muchas veces la gente no ve el trabajo que hay detrás de ganar un Grand Slam o una Copa Davis”, argumentaba un Carlos Moyá que se ha convertido este fin de semana en el quinto ex número uno del mundo que ejerce de capitán, el séptimo en el banco español desde el primer título en 2000. 

Los 13 jugadores distintos que han defendido los colores de España en los dos últimos años, avalan el extenso catálogo de recursos del país que ha dominado el tenis mundial en la última década, pero revelan también la inestabilidad de un equipo que pasa a ser vulnerable sin sus grandes referentes, como quedó demostrado el pasado año en Canadá y este fin de semana en Alemania, donde España ha encadenado su tercera derrota seguida fuera de casa. 

Alemania “unifica” a sus efectivos 

La apatía del tenis español contrasta con el hambre de títulos que ha demostrado Alemania, cuando se cumplen 20 años de su última ensaladera de plata en 1993. El capitán Carsten Arriens ha logrado unir a sus mejores jugadores por primera vez en los últimos años, especialmente a Tommy Haas y Philipp Kohlschreiber, que  han reconciliado sobre la pista sus desavenencias públicas, formando un dobles inédito que sorprendió a los campeones del Masters Fernando Verdasco y David Marrero, en el punto que selló la serie a favor de los locales 76(5) 67(9) 76(7) 63. 

“Quería volver al equipo, es un grupo con hambre y muy buenos jugadores como se ha visto este fin de semana. Hemos hecho grandes partidos individuales y un buen dobles ante un equipo como España. Aunque no venía con sus mejores jugadores, es importante haber ganado así”, reconocía Haas que ha demostrado vivir una segunda juventud tenística a sus 35 años, tras superar sendas lesiones de codo y cadera que le dejaron fuera del ranking en 2011. 

El ex número dos del mundo prefirió reservarse para el dobles después de jugar tan solo dos partidos esta temporada por problemas físicos. Kohlschreiber también salía de una lesión en el muslo izquierdo que le impidió disputar el primer Grand Slam de la temporada en Australia: “Si queremos tener alguna opción en Copa Davis tenemos que presentar el mejor equipo posible. Es muy importante tener el estadio lleno de gente, así que vamos a hacer todo lo posible para que el tenis sea más popular en Alemania”. 

La épica de Feliciano y el tenis a la antigua usanza 

Como en tantas otras ocasiones en el deporte, el contundente marcador no refleja la igualdad que se ha vivido sobre la rápida moqueta del vetusto Fraport Arena de Frankfurt, el centro financiero de la Unión Europea que hacía 15 años que no acogía la competición. “Se ha decidido por pequeños detalles. Esta superficie no perdona un momento de duda y es lo que nos ha pasado hoy, y lo que nos pasó ayer con el partido de Feliciano”, justificaba Carlos Moyá tras sentenciarse la serie. 

El capitán español aún tenía en su retina el épico encuentro que Feliciano López había dejado escapar el día anterior ante Florian Mayer, tras igualar dos sets en contra en un partido espectacular y emocionante, en el que ambos jugadores desplegaron un tenis a la antigua usanza lleno de riqueza técnica y táctica, durante casi cuatro horas de juego 76(6) 76(4) 16 57 63. 

“Estos partidos duelen mucho porque el esfuerzo ha sido muy grande y no he tenido recompensa. Él ha sido un digno ganador, ha luchado hasta el final cuando parecía que lo tenía perdido. Yo he cometido un par de fallos tontos y se me ha escapado. Pero bueno, uno entrena cada día para tener la oportunidad de jugar partidos así, ha sido muy emocionante”, explicaba abatido el jugador español en activo con más eliminatorias de Copa Davis disputadas (21). 

Los pequeños detalles penalizan a España 

Dos dobles faltas seguidas condenaron la remontada del español, al igual que sucedía al día siguiente con otro doble servicio errado por David Marrero en la resolución del primer tie-break del punto de dobles, lo que hizo ir a remolque a la pareja española. “Si hubiéramos ganado el primer set, hubiera sido otro partido. Después de cómo habíamos remontado no me esperaba hacer un punto así, no me lo explico”, se resignaba David Marrero. 

Fue de las escasas lagunas del segundo debutante visitante, a quien no se le vio superado por los nervios del estreno, ni por la presión de tener que ganar para mantener vivo a su equipo. Sólido con el servicio y contundente en la red, el nº 8 de la especialidad contrarrestó la irregularidad de un Verdasco revolucionado, que arriesgó en exceso con sus zurdazos. 

“No podemos recriminarnos nada. Hemos hecho todo lo que hemos podido pero con la mala suerte de que esos puntos han caído de su lado en los tie-breaks. En estas superficies pasan estas cosas. A veces sólo te hacen un break en cinco sets y te ganan el partido. Ayer Feli ganó un punto más que Mayer y perdió el partido”. El madrileño fue el único que repitió en el equipo respecto al que jugó el play-off del pasado ante Ucrania. 

Debut amargo de Bautista 

El primer partido había marcado la inercia de la eliminatoria con un Philipp Kohlschreiber que echaba mano de su mayor experiencia para superar a Roberto Bautista. El castellonense de 25 años sí pagó en exceso los nervios de abrir la serie en su debut. “Los nervios de debutar siempre están ahí, y cuando no estás sintiendo la bola, una pista tan rápida no ayuda porque no te puedes coger y hacer peloteos largos”. 

Bautista se estrenaba por fin en una competición que ganó como júnior en 2004, después de que una lesión le impidiera hacerlo en la primera ronda del pasado año en Canadá. “Cuando tienes 16 años, por supuesto que sueñas en jugar la Copa Davis, así que tengo que agradecerle al capitán el haber podido estar aquí, y espero tener la oportunidad de volver y hacerlo mejor que este fin de semana”. 

La eliminatoria se ha cerrado con la victoria de Daniel Brands sobre Roberto Bautista por 7-6(5) y 6-4 en el partido de trámite disputado este domingo. El único punto español del marcador oficial lo daba la retirada por lesión de Philipp Kohlschreiber en el partido anterior que debía jugar frente a Feliciano López, lo que generó una inédita pitada del público local hacia su capitán. 

España conocerá en el mes de abril a su rival en el play-off del Grupo Mundial que se decidirá del 12 al 14 de septiembre, mientras que Alemania viajará a Francia para disputar los cuartos de final del 4 al 6 de abril.

Roberto Bautista (ESP) - Domingo

Capitán Carlos Moyá (ESP) - Domingo

Contenidos relacionados

Series relacionadas

GER Flag Germany v Spain ESP Flag 31-2 feb. 2014 Ver detalles

  • Más fotos

    • Equipo español en FrankfurtRoberto Bautista Agut (ESP)
    • Roberto Bautista Agut (ESP)Roberto Bautista Agut (ESP)
    • Roberto Bautista Agut (ESP)Equipo alemán
    • Daniel Brands (GER)Daniel Brands (GER)
    • Fernando Verdasco (ESP)Capitán Carsten Arriens y Philipp Kohlschreiber (GER)
     
 
 

© ITF Licensing (UK) Ltd. Todos los derechos de propiedad reservados. Ninguna parte de esta página web podrá ser duplicada, redistribuida o manipulada de ninguna forma. Cuando accede a la información de esta página web, se atiene a nuestra Póliza de Privacidad y nuestros Términos y Condiciones.

Creado por Umbraco

Diseñado por New Brand Vision