Idiomas:

02 diciembre 2011

España acaricia su quinta ensaladera


REPORTAJE

Por 

  • Miguel Carrasco Tellado

Foto: Sergio LlameraHinchas españoles

SEVILLA, ESPAÑA: Debía ser la final de la ‘revancha’. Así al menos se plantea desde la afición argentina. Tras la inesperada derrota frente a España en la final de la Copa Davis por BNP Paribas en Mar del Plata (Argentina) en 2008, Argentina afronta su cuarta final, con el objetivo de saldar además una deuda histórica y hacerse con el que sería su primer título después de tres intentos fallidos. El reto es importante, España se presenta con un ‘record’ de 20 eliminatorias ganadas en casa en los últimos doce años, a lo que se añadía que el cuarteto español permanece invicto tras seis eliminatorias. El escenario era propicio, casi 28.000 espectadores presenciarían el duelo en un abarrotado Estadio Olímpico de La Cartuja, en Sevilla.

Sin embargo, Rafael Nadal tenía hoy otros planes. Los primeros juegos han dejado claro que el manacorí estaba mejor adaptado a la pista que Juan Mónaco. El español rompió el servicio del argentino a la segunda oportunidad y encarriló el primer set haciendo correr al argentino y haciendo cometer numerosos errores al de Tandil, que intentó sin éxito presentar batalla al español. Al final, un claro 6-1.

La segunda manga se inició de forma diferente. ‘Pico’, que había vencido a Nadal únicamente en 2007, en el primero de los tres enfrentamientos entre ambos, devolvía todas las bolas y dificultaba el juego del español. Pero sólo fue un espejismo, poco a poco el número dos del mundo fue minando el juego del argentino, que cedió un disputado cuarto juego y con él el segundo set, que cayó del lado del español nuevamente por 6-1. El tercer set fue más de lo mismo. Mónaco respondía a los ataques de Nadal con rabia, ofreciendo a los espectadores algunos de los puntos más bonitos y disputados del encuentro. Pero el quinto juego acabó con el argentino en el suelo y el ‘break’ para el español, que cerró el partido con un 6-2 en apenas dos horas y 27 minutos.

La garra de Ferrer

El segundo encuentro de la final de la Copa Davis por BNP Paribas ha sido muy diferente. Si la palabra coraje tuviera un nombre propio se llamaría Juan Martín o David. Los dos jugadores han demostrado que las batallas campales son lo suyo. Los corazones de los cerca de 28.000 espectadores que abarrotaban el Estadio Olímpico de Sevilla han demostrado estar a prueba de bombas. Ellos han sido parte activa de un partido que se jugaba tanto en la cancha como en la grada. El rojo, amarillo, azul y blanco copaba el Estadio Olímpico de La Cartuja. Finalmente, el marcador se decantaba por David Ferrer. Alguien tenía que proclamarse campeón en un partido en el que los dos fueron superlativos. El resultado, 6-2 6-7(2) 3-6 6-4 6-3, cerraba una jornada perfecta para el combinado español.

El partido entre ambos empezó con un primer set con sabor a Ferrer, semifinalista de la Copa Masters de Londres, que ganaba cómodamente, aunque no sin pelea, por 6-2. Juan Martín del Potro iba calentando motores y para el segundo set ya plantaba cara al alicantino que nunca ha perdido un partido en casa. Llegó el ‘tie-break’, donde el potente servicio del de Tandil marcaba la diferencia en el anochecer del cielo sevillano.

En el primer encuentro de los jugadores en Copa Davis, ‘Delpo’ aprovechaba la carrerilla para superar al tenista de Jávea en otro largo set que daba ya paso al frío nocturno de la capital hispalense. Apretado por el número 5 del mundo, “un jugador durísimo” en palabras del capitán albiceleste Modesto ‘Tito’ Vázquez, Juan Martín caía rendido en el cuarto set a la derecha que tantas alegrías ha brindado a la afición ibérica.

En el quinto y definitivo, cuando Ferrer aventajaba 2-1, el fisioterapeuta argentino masajeaba a su jugador, que se preparaba para la recta final cuando el reloj marcaba casi las cuatro horas de partido. El camino cuesta arriba que para ambos jugadores fue el quinto set comenzó a ser un Everest para Juan Martín, mientras que su rival aguantaba física y psicológicamente ante unas gradas que enloquecían por momentos gritando “David, David”. Poco a poco, Del Potro se convertía en objeto del juego de Ferrer, que lo movía de lado a lado hasta rematarlo con un 6-3. “Nos falta un punto”, subrayaba el capitán, Albert Costa, al término del encuentro. Para Argentina, sin embargo, ese pequeño punto es un abismo aún por conseguir. La victoria, en cualquier caso, cierra una jornada perfecta, idílica para el equipo local que deja a España al borde de su quinta Ensaladera de Plata.

Nadal: “Hace una semana estaba acabado y ahora no soy humano”

Rafael Nadal quiso quitar rebajar la euforia tras su victoria ante Juan Mónaco. El manacorí recordó las críticas recibidas tras su eliminación en el Masters de Londres. “Hace una semana estaba acabado y ahora no soy humano”. Defendió, en cualquier caso, que “no hay que dramatizar, ni exagerar”. “He hecho un partido bueno, sólido. Me puse un poco nervioso al inicio del tercer set, porque los dos primeros cometí cero errores tácticos”, indicó el número dos del mundo, que añadió que se marcha “feliz”, ya que “el partido ha sido bueno para mí. Es una victoria que me da confianza y es un motivo de felicidad, porque las cosas van bien y era un rival complicado”.

Ferrer: “Ha sido el mejor partido de mi carrera”

“Ha sido el mejor partido de mi carrera. Jugué muy agresivo con los ‘drives’, con consistencia”, decía un exultante David Ferrer al término del encuentro. El jugador de Jávea destacó que el partido fue “muy igualado”, pero que pudo “mantener en todo momento la confianza” para llegar al quinto set con menor cansancio que Del Potro. El argentino, por su parte, subrayó que ambos habían practicado “muy buen tenis”, si bien “puedes jugar de forma increíble y perder”. “Seguimos vivos, tengo confianza en mañana”, sentenció.

Costa: “Aún queda mucho y todo puede pasar”

El capitán español, Albert Costa, destacó el gran partido realizado por Rafael Nadal y David Ferrer que ponen a España a un solo punto de su quinta Ensaladera, pero quiso dejar claro que “no todo está sentenciado, queda mucha final y todo puede pasar, tanto en el dobles como el domingo en los individuales”. Tito Vázquez, el capitán argentino, por su parte, lamentó la oportunidad perdida, principalmente en el partido entre Ferrer y Del Potro. “Estuvimos cerca, sobre todo en el cuarto set, ahora me siento un poco decepcionado”, señaló el argentino, que mostró no obstante su confianza en el partido de dobles. “Queda final, soy optimista”.

Entrevista con el capitán Albert Costa (ESP) - viernes

Entrevista con Juan Martin del Potro (ARG) - viernes

Entrevista con Juan Mónaco (ARG) - viernes

Entrevista con Rafael Nadal (ESP) - viernes

Entrevista con el capitán Tito Vázquez (ARG) - viernes

Entrevista con David Ferrer (ESP) - viernes

Contenidos relacionados

Series relacionadas

ESP Flag Spain v Argentina ARG Flag 2-4 dic. 2011 Ver detalles

Equipos relacionados

  • Más fotos

    • Hinchas españolesEstadio Olimpico, Sevilla
    • Tito Vazquez (ARG) y David Ferrer (ESP)David Ferrer (ESP)
    • Albert Costa (ESP)Tito Vazquez (ARG)
    • Tito Vazquez (ARG) y Juan Martin del Potro (ARG)David Ferrer (ESP)
    • Juan Monaco (ARG)Juan Monaco (ARG)
    • Rafael Nadal (ESP)David Nalbandian (ARG)
    • Rafael Nadal (ESP)Rafael Nadal (ESP) y Juan Monaco (ARG)
    • Opening ceremonyTito Vazquez y Juan Monaco (ARG)
    • Rafael Nadal (ESP) y Juan Monaco (ARG)Estadio Olimpico, Sevila
    • Rafael Nadal (ESP)Rafael Nadal (ESP)
    • Rafael Nadal (ESP)David Ferrer (ESP)
    • Rafael Nadal (ESP)Juan Monaco (ARG)
    • Juan Monaco (ARG)Aspirante a Rafa
    • Rafael Nadal (ESP)Juan Monaco y Tito Vazquez (ARG)
    • Rafael Nadal (ESP)Fans argentinos
    • Rafael Nadal (ESP)Juan Martin del Potro (ARG)
     
 
 

© ITF Licensing (UK) Ltd. Todos los derechos de propiedad reservados. Ninguna parte de esta página web podrá ser duplicada, redistribuida o manipulada de ninguna forma. Cuando accede a la información de esta página web, se atiene a nuestra Póliza de Privacidad y nuestros Términos y Condiciones.

Creado por Umbraco

Diseñado por New Brand Vision