La Copa Davis vuelve en:

Idiomas:

www.daviscup.com

08 octubre 2012

Ferrero: “Me gustaría ser capitán de Copa Davis”


ARTÍCULOS

Por 

  • Jordi Gázquez

Juan Carlos Ferrero (ESP)

Sólo habían pasado unos pocos días desde que anunciara su retirada del tenis profesional cuando Juan Carlos Ferrero era manteado por sus compañeros sobre la misma pista de Gijón en la que España acababa de lograr el billete para la novena final de la Copa Davis por BNP Paribas de su historia. No había jugado una sola pelota, ni tan siquiera se había vestido de corto, pero se sentó durante todo el fin de semana en el banco español, animando como uno más del equipo.

“Estos chicos son fantásticos, además de grandes jugadores”, explicaba el aún tenista valenciano de 32 años instantes antes de que el equipo español al completo irrumpiera en el vestuario en medio de una gran algarabía. David Ferrer y Nicolás Almagro le reclamaban para sumarse al coro que habían formado para celebrar juntos el nuevo éxito del tenis español. “Después de haber convivido con ellos durante tanto tiempo, estas muestras de cariño quieren decir que les caigo bien”, sonreía antes de asegurar que: “Ojalá pueda estar en la final también”.

Héroe del primer título español del año 2000

“El mosquito deja de volar”, “El mosquito pliega sus alas”… Así ha titulado la prensa española el adiós de Ferrero, ilustrando el apodo con el que el tenista es conocido en el circuito. El “mosquito” se va, pero siempre será recordado como el héroe que dio a España el primer título de Copa Davis ante Australia, en la final del año 2000 en Barcelona. “Se vivió muchísima tensión en aquella final porque hacía muchos años que España no la jugaba”.

Meses atrás había debutado con apenas 20 años, ganando al entonces nº 1 del mundo Yevgeny Kafelnikov. En la final del Palau Sant Jordi, robó el protagonismo a los pesos pesados del equipo, como Álex Corretja o Albert Costa, logrando el punto de la victoria con un inolvidable revés paralelo a dos manos que superaba la subida a la red de Lleyton Hewitt. “Entré como un jugador poco experimentado, muy joven, y salí de allí siendo un jugador diferente. La Copa Davis te da muchas tablas en la pista, aprendes a jugar con muchísima tensión porque es la competición con la que más tensión se juega”.

Su idilio con la competición le llevaría a repetir en la final de 2003 que España perdía en Australia, y en la consecución de la segunda ensaladera un año más tarde en Sevilla, junto a un joven Rafael Nadal que le relegó entonces al dobles. “La Copa Davis me ha dado muchísimo”, reconoce, “cuesta jugarla, el despliegue físico es muy alto porque son partidos a cinco sets y vives momentos muy tensos”, como el que tuvo que asumir en la final de 2009 cuando se quedó fuera del equipo como reserva.

“Estoy contento de haber tenido la oportunidad de ser un jugador de Copa Davis porque es algo muy complicado. Me acordaré muchas veces de cada eliminatoria que he jugado”, asegura tras haber disputado 17 veces la competición, con 18 victorias en 25 partidos, uno sólo de dobles.

Segundo español en alcanzar el nº 1 mundial

Nacido en la localidad valenciana de Ontinyent, Ferrero se convirtió en el segundo tenista español que lograba situarse en el nº 1 de la clasificación mundial, tras Carlos Moyá y antes que lo hiciera Nadal. “Es una sensación única. Llegar a ser el mejor de un deporte tan competitivo como el tenis, aunque sólo fuese una hora, ya es algo muy especial que vas a recordar el resto de tu vida”.

Se situó en lo más alto del ranking el mismo día en que perdía la final del US Open ante Andy Roddick, en la que sería su tercera y última final de Grand Slam. Sólo pudo conservar el nº 1 durante ocho semanas, pero la gesta puso el broche a la mejor temporada de su carrera.

Aquel 2003 conquistó su único Grand Slam en Roland Garros ante el holandés Martin Verkerk, tras haber perdido la final del año anterior ante Albert Costa. “Estas dos competiciones fueron muy importantes para mí”, asegura al repasar un palmarés que le sitúa como el quinto jugador español de la historia con más títulos (16) y quinto también con más finales disputadas (34), además de tres títulos de Copa Davis y dos participaciones en Juegos Olímpicos.

Un final acelerado por las lesiones

Una varicela le apartaba de las pistas al año siguiente, y le llevaba a cerrar la temporada fuera del top-10 por primera vez en cuatro años. Nunca más regresaría a lo más alto. “Está claro que aquel año me privó de todo. Estaba nº 2 del mundo y perdí todos los puntos hasta bajar al nº 94, y volver a estar arriba siempre es complicado”, y añade: “Es verdad que en aquel entonces tuve mala suerte, pero uno acaba siendo lo que se va forjando cada año, y no fui capaz de volver a estar arriba”.

Aún así prefiere no atribuir la decisión de su retirada a los problemas físicos que ha sufrido en los últimos años. “Las lesiones son parte del mundo del tenis, así que no voy a achacar la decisión de retirarme a las lesiones que he tenido. No tenía más ganas de jugar, creo que era suficiente y se acabó”. Concluye asegurando que: “son decisiones importantes que uno tiene que tomar. Poco a poco lo voy asimilando”.

También tendrá que asimilarlo un tenis español que, más allá de los logros deportivos, le debe el haber abierto nuevos caminos a jugadores formados fuera de la fábrica de talentos de Barcelona o Madrid. “Es verdad que muchos jugadores se han planteado que si Juan Carlos ha podido salir de una academia un poco apartada de lo que es el meollo de el tenis, pues seguro que ellos también lo pueden conseguir. Me alegra ser uno de los pioneros en ese sentido y que los demás me hayan cogido como ejemplo”.

Adiós en casa y ante los suyos

Ferrero colgará la raqueta en el próximo Open 500 de Valencia este próximo mes de octubre, en casa y ante los suyos. Pero su vida seguirá ligada al mundo del tenis como copropietario del torneo valenciano y de la academia que lleva su nombre en la localidad alicantina de Villena.

En un futuro cercano, confiesa que le gustaría llegar a ser capitán de Copa Davis: “Sí que me gustaría, la verdad es que es algo bonito para cualquier jugador que haya podido vivir experiencias tan bonitas en Copa Davis. Lo que está claro es que voy a estar ligado al mundo del tenis, es imposible no estarlo cuando toda tu vida ha sido el tenis. Ahora me lo tomaré con un poquito más de calma, y cuando coja fuerzas otra vez, tal vez se me vuelva a ver por las pistas”.

Contenidos relacionados

Artículos relacionados

Jugadores relacionados

  • Más fotos

    • Juan Carlos Ferrero (ESP)Juan Carlos Ferrero (ESP)
    • Juan Carlos Ferrero (ESP) manteadoJuan Carlos Ferrero (ESP)
     
 
  • TWITTER

  • FACEBOOK

 

© ITF Licensing (UK) Ltd. Todos los derechos de propiedad reservados. Ninguna parte de esta página web podrá ser duplicada, redistribuida o manipulada de ninguna forma. Cuando accede a la información de esta página web, se atiene a nuestra Póliza de Privacidad y nuestros Términos y Condiciones.

Creado por Umbraco

Diseñado por New Brand Vision